fbpx

Las 10 cosas más importantes que puedes hacer con un niño de 2 años durante la cuarentena

Niño dos años aprende

Los dos años son conocidos como “los terribles 2”. Es una edad de grandes cambios en el niño en que consigue pasar de un ser totalmente dependiente a un niño con más independencia desde el punto de vista físico y emocional. Todos estos cambios son precisamente lo que hacen que sea una edad de desafíos para los padres siendo la edad en la que el niño comienza a demostrar más genio y carácter. Por eso es la edad en la que suelo recomendar a los padres que se formen en educación y disciplina positiva. Sin embargo, también es una edad en la que el cerebro del niño alcanza un gran desarrollo desde el punto de vista del lenguaje, la memoria, la interacción social y la motricidad. En este post os he preparado 10 claves para apoyar el desarrollo de vuestro hijo durante estos días de cuarentena. Espero que os ayuden:

1. Dale autonomía y prepárate para darle consuelo

Los niños de dos años buscan ante todo ser capaces de satisfacer su curiosidad y necesidades básicas por si solos siempre que sea posible. Eso quiere decir que intentan coger aquellos objetos  que quieren conocer, que intentan ir a aquellos sitios que son nuevos o interesantes, que intentan aprender por si solos a hacer las cosas y que en muchos momentos del día tienen que seguir su instinto. Por eso, hay veces que  no nos hacen ni caso. Es positivo (dentro de un orden) que explore, que juegue y que descubra por sí mismo. Sin embargo, por mucho deseo de independencia que tenga el cerebro de un niño de 2 años se parece más al de un bebé que al de un adulto y por eso, cuando se asuste, cuando esté cansado o frustrado llorará desconsolado. En esos momento no necesita tus sermones ni tus enfados, sino tus brazos, tu comprensión y tu cariño. Intenta darle libertad y prepárate para abrazarlo con ternura cuando lo necesite. 

2. Le enseñamos nombres de objetos

Repetir y señalar. Esas son dos de las cosas más importantes que podemos hacer con los niños de dos años en cuanto a vocabulario. Repetir nombres de objetos que vemos por la casa o en los libros que leemos es una buena manera de fortalecer la articulación, la capacidad de comprensión y el vocabulario. Señalar les permitirá desarrollar la memoria, el acceso al léxico y la capacidad de prestar atención. Así que como ves repetir y señalar es un juego genial para hacer con cualquier niño de dos años. Estará entretenido, disfrutará y le estarás ayudando en su desarrollo intelectual.

3. Repasamos los nombres de las personas queridas

Los niños de dos años son auténticas esponjas en lo referente a aprender palabras. Enseguida asocian una palabra con otra por lo que les resulta fácil aprender, por ejemplo, que la cebra y la jirafa son amigas. Los nombres propios son un poquito más difíciles porque no suele ser fácil asociarlos entre sí. Sin embargo podemos repasar con las fotos que tenemos en casa o con el móvil (sí, con el móvil) las fotos de los tíos, primos y otras personas para ayudarles a aprender y recordar los nombres de sus personas queridas.

4. Repetimos lo aprendido

A esta edad los niños comienzan a tener la capacidad de almacenar información en su memoria a largo plazo y son capaces de recordarlas con un poco de ayuda. Por eso es muy importante durante esta etapa que le permitamos que diga las palabras que recuerde de un libro de animales, o de objetos. También va a disfrutar de terminar las frases de sus cuentos favoritos, de una oración si la rezáis todas las noches o de sus canciones favoritas. Repetid frases y canciones favoritas; le ayudará a mejorar su vocabulario y memoria.

Jugar a las instrucciones ayudará a tu hijo a desarrollar su capacidad de atención

5. Seguimos instrucciones

Los niños de esta edad empiezan a tener capacidad para seguir pequeñas instrucciones de uno o dos pasos, por lo que es una edad genial para empezar a jugar a los recados. Dame la cuchara, guarda este juguete, trae el cuento que tu quieras o alguna más difícil como por ejemplo “Ven corriendo y dame un beso!!”. Jugar a las instrucciones ayudará a tu hijo a desarrollar su capacidad de atención y su memoria de trabajo un componente de la memoria que le ayudará en un futuro a realizar operaciones matemáticas o resolver problemas cotidianos con su mente.

6. Empezamos a clasificar

Los niños de dos años empiezan a ser capaces de abstraer, es decir extraer características comunes a los objetos para así poder clasificarlos. De esta manera los niños de dos años son capaces y disfrutan haciendo clasificación de objetos. Podemos sacar algunos de sus juguetes favoritos y jugar a agrupar; los animales por un lado y los coches por otro. Las frutas grandes en un montón y las frutas pequeñas en otro. Podemos separar las construcciones por colores (y así de paso vamos aprendiendo los nombres de los colores), o diferenciar objetos redondos como pelotas o círculos de otros cuadrados (como los bloques de construcción).

El niño de 2 años está programado para aprender a correr y trepar. Dale espacio y algo más de libertad que de costumbre. 

7. Coordinamos las manos

Educar niña 2 años

A esta edad el niño comienza a tener una gran destreza con las manos. Puede ser capaz de hacer torres de construcción de hasta 4 alturas. Puede disfrutar mucho de meter y sacar muñecos de un coche, cosas de una caja y de manipular todo tipo de objetos con las manos. Puede vaciar un bote de macarrones o de garbanzos y pedirle símplemente que los vuelva a meter dentro. Será un desafío y un juego que le mantendrá entretenido un ratito.

8. Coordinamos el cuerpo

Con dos años no podemos esperar que un niño esté todo el día quietecito a nuestro lado o sentado viendo la tele. El niño de dos años comienza a corretear y empieza a descubir el incomparable placer de trepar. Trepará sobre el sofá, sobre la mesa del salón, trepará a las sillas de la cocina y, por supuestro trepará sobre ti para subirse encima tuyo. Dale espacio para correr y no te enfades si trepa en casa; es lo que tiene que hacer. Relaja un poco las normas y si ves que algo es peligroso dile que ahí no puede subir.

A esta edad necesitan empezar a aprender normas sencillas, siempre de forma positiva. 

9. Empezamos a respetar las normas

Al igual que acabamos de ver con el trepar el niño de dos años necesita aprender otro tipo de normas. Las normas son necesarias y positivas para su desarrollo de los niños a esta edad porque se empieza a desarrollar las regiones que acomoda las normas en el cerebro. Pero recuerda. Poner normas no implica enfadarnos o ponernos hechos unos ogros. Pueden ser cosas sencillas como guardar los juguetes después de jugar o tirar el pañal a la basura cuando le cambiamos. También otras más conflictivas como no tocar el teléfono de mamá o ir a la bañera o a la cama a la hora indicada. Las normas las debemos poner siempre de forma positiva, sin asustar o intimidar. Si te cuesta puedes aprender más aquí.

10. Reconocemos su derecho a pelear

Alrededor de los dos años los niños comienzan a mostrar rabietas. Las rabietas no son un síntoma de que hay un problema sino una forma normal en la que el niño expresa frustración dentro de esta etapa. Las son indicadoras de que el niño comienza a tener una mayor fuerza de voluntad y de que es capaz de pelear por lo que quiere. Aunque todavía no sea capaz de deshacerse de la frustración de otra forma no debemos preocuparnos o regañarle. Si quieres aprender a gestionar rabietas de una forma positiva para su desarrollo puedes aprender aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *