fbpx

¿Qué es la disciplina positiva y por qué es buena para ti y tus hijos?

que-es-disciplina-positiva

Soy psicólogo, neuropsicólogo y psicoterapeuta. Llevo más de 20 años utilizando la psicología y la neurociencia para ayudar a familias a comunicarse mejor y resolver conflictos de forma positiva y, a pesar de toda mi formación y experiencia hace unos años decidí prepararme como formador. ¿Por qué lo hice? En este post te explico tanto mis razones como todos los beneficios que la disciplina positiva puede aportar a tu familia.

¿Qué es la disciplina positiva?

La disciplina positiva es un programa de formación para padres y educadores desarrollado por Jane Nelsen y que está basado en el trabajo de Alfred Adler y Rufus Dreikus, dos conocidos psicólogos humanistas. Sus objetivos se centran en permitir que los niños crezcan y se desarrollen de forma positiva.

No es una ciencia formal como la psicología o la pedagogía, sin embargo está basada en muchos estudios científicos. Podemos decir que las teorías sobre las que se apoya son sólidas y numerosos estudios científicos han demostrado que los principios que enseña tienen múltiples beneficios tanto para los niños como para los padres.

Tampoco es una forma de terapia. Los niños no necesitan un psicólogo infantil que sea capaz de evaluar el caso y ayudarle. Sin embargo, es importante señalar que cada vez hay más psicólogos infantiles que aprenden educación en positivo porque es una herramienta muy útil para formar a padres.

La disciplina positiva ayuda al niño a desarrollar un mayor autocontrol, confianza y autoestima.

¿Cuáles son los principios de la disciplina positiva?

Su base es la creencia de que todos los niños tienen el potencial para desarrollarse de forma positiva.

Los principios de la disciplina positiva se centran en ayudarles desde la firmeza y el respeto, para que se desarrollen como personas respetuosas con los demás, responsables de sí mismos y con recursos para desenvolverse de forma positiva y conseguir sus metas en la sociedad en la que viven.

¿Por qué la educación en positivo es beneficiosa para niños?

Educar sin gritos, ni castigos siempre es una buena idea porque sabemos que los castigos y amenazas tienen un impacto negativo en su autoestima y confianza y, además, no resultan nada efectivos para que los niños aprendan. Por contra, educar con disciplina positiva con respeto y afecto tiene importantes beneficios para los niños:

Facilita el aprendizaje de habilidades y normas.

Ayudar a que el niño se sienta valorado.

Ayuda a que el niño se sienta importante.

Permite desarrollar el autocontrol.

Favorece la adquisición de valores positivos.

Los padres y madres que aprenden a educar en positivo reducen sus niveles de estrés y sienten más satisfacción y confianza en su labor como padres o madres.

¿Qué beneficios aporta la disciplina positiva a los padres?

Esa es, posiblemente, la razón por la que cada día miles de padres de todo el mundo se interesan por la disciplina positiva como una herramienta útil para educar a sus hijos.

La mayoría quiere lo mejor para sus hijos pero también quieren construir un hogar armonioso donde niños y padres se sientan valorados y respetados. El principal problema de la educación basada en los castigos es que impide que se cree ese clima de respeto mutuo en el hogar. Los padres que aprenden a educar en positivo, cambiando los gritos y amenazas descubren muchos de sus beneficios:

Más cooperación de sus hijos.

Menos situaciones estresantes.

Mayor capacidad para comprender a sus hijos.

Mayor capacidad para manejar situaciones.

Más confianza en el día a día con los niños.

Mayor satisfacción en su papel como padre.

¿Dónde puedo aprender disciplina positiva?

Casi todos los países cuentan con una Asociación de Disciplina Positiva donde puedes consultar cuando y donde se celebran talleres presenciales en tu región.  Aunque soy formador certificado en disciplina positiva mi curso online “Educar en Positivo” que ya han realizado más de 20.000 padres no es un curso estricto de disciplina positiva.

Mi amplia experiencia profesional hace que integre los conocimientos sobre disciplina positiva con otras herramientas muy interesantes y útiles como la neuropsicología, la teoría del apego o la programación neurolingüística.

En definitiva, lo que he hecho ha sido sintetizar todos mis conocimientos y experiencia de más de 20 años formando a padres y ayudando a niños y familias en un curso online que te ayudará a transformar tu forma de entender a tus hijos y ayudarlos. Es lo que hace que sea un curso único y especial.

Por Álvaro Bilbao. Autor de El cerebro del niño explicado a los padres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *