5 cosas que puedes decir a tu pareja cuando llegues a casa del trabajo

pareja

Hay muchas cosas que puedes decir a tu pareja cuando llegues del trabajo. Cada una de ellas tiene un mensaje oculto que puede llegar como un dardo o como una caricia al corazón de nuestra pareja. Cada una de ellas va a condicionar como cuidas de tu relación y como construyes tu familia.

Están las frases negativas que de alguna manera son como un equipo de demolición para la relación. Cuando nada más llegar dices: “Está la casa desordenada” el mensaje que estás mandando es “No valoro la labor que haces con los niños”. Cuando dices: “Es muy tarde. ¿No está bañado?” El mensaje que mandas es no me importan las dificultades que hayas podido tener durante el día. Y cuando dices eso de “Esto es un desastre” lo que dices en realidad es “Haces todo mal”, sin tener en cuenta tooodo lo que tu pareja ha podido hacer durante el día para cuidar a tus hijos.

Pero también hay frases muy positivas que podemos decir cuando llegamos a casa y que sirven para dar valor, establecer lazos con nuestra pareja y fortalecer el vínculo familiar. Para muchas personas puede resultar difícil, sobre todo si no han vivido en su familia de origen estas muestras de afecto y valoración. Sin embargo eso no es excusa, todos podemos tomar conciencia de nuestro comportamiento, reflexionar y tomar decisiones que nos permitan hacer cambios positivos para nuestra familia.

5 frases que todos los padres y madres que se quedan en casa con los niños deberían escuchar

1, Gracias por cuidar de los niños

Sencilla, fácil de decir y eficaz. Esta es una de las frases más fáciles de decir para un padre o madre que no está acostumbrado a hacer comentarios positivos. Pero a pesar de su sencillez es una frase importante porque cuando la otra parte de la pareja está en casa ocupándose de vuestra descendencia lo mínimo que podemos hacer es mostrar un poco de agradecimiento ¿No crees?

Pareja

2. Veo que estás cansado/a. Deja que te de el relevo

¡Noticia! Cuidar de un niño pequeño (o varios) requiere de una gran cantidad de concentración y capacidad para gestionar las propias emociones y por tanto suele ser agotador. Esta es una afirmación que tiene su base científica como puedes ver en este post.  Reconocer a tu pareja su cansancio y dar el merecido relevo no te hará más débil sino que os fortalecerá a los dos.

3. “Cuéntame. ¿Qué tal os ha ido el día?”

Una de las partes más difíciles de quedarse en casa con los niños es no tener un adulto con el que hablar. Otra es sentir que no tienes mucho que contar. Cuando alguien nos pregunta sentimos que nuestro tiempo, nuestro trabajo y nuestro esfuerzo existe y es importante.

4. “Siempre que llego a casa y te veo con los niños pienso que lo haces genial”

Hay trabajos que obtienen resultados rápidos, como cuando consigues una venta, terminar un informe o hacer una presentación. Otros trabajos como cuidar de un bebé tardan años en dar resultados aunque son trascendentales. Por ejemplo cuidar a un bebé, atenderlo cuando llora y jugar con él es lo más importante que podemos hacer para que tenga una buena autoestima y confianza. De hecho como puedes leer en este artículo son la clave para que los niños de 0 a 2 años desarrollen un apego seguro.  Así que aunque pienses que lo que estás haciendo en la oficina es importante, te puedo asegurar que lo que está pasando en tu casa lo es más. Es por eso, que aunque algunas tareas dela crianza tarde años o décadas en dar sus frutos, no está de más que reconozcamos el trabajo en el camino.

 

5. “Me siento muy afortunado/a por tenerte a mi lado con los niños”

Piénsalo. ¿Realmente crees que hay alguien mejor que tu pareja para ocuparse de los niños? Seguramente no, y por eso os habéis elegido el uno al otro para crear vuestra propia familia.  Es importante que sepa que su dedicación, tiempo y esfuerzo con los niños hace que tú te sientas afortunado.

pareja

No siempre es fácil, aunque para cada obstáculo hay un remedio

No siempre es fácil. Como decía al principio muchos padres de hoy han crecido en hogares en los que la comunicación emocional, el respeto o los buenos tratos brillaban por su ausencia. Tampoco es culpa de nuestros padres, ellos nacieron a su vez en hogares en los que tampoco se reconocía la dedicación a los niños con cariño. Son patrones generacionales.

En otros casos el propio cansancio y la frustración hace que nuestros propios sentimientos tiñan de oscuro todo lo que vemos a nuestro alrededor. Expulsamos la rabia y la frustración con las personas que tenemos más cerca sin darnos cuenta de que esas acciones son una semilla de rabia o de rencor que sembramos en nuestra propia familia y que nos sentiríamos mucho mejor si transformáramos esos sentimientos negativos en generosidad.

Otras veces es el propio progenitor que se queda en casa el que no es capaz de ver todo el trabajo que ha realizado y todos los pequeños gestos que hacen que el día haya sido positivo. En este vídeo tu pareja y tú podéis ver cómo la autoestima de un niño se construye en esos pequeños gestos.

Tu puedes decidir la familia que quieres construir

Aunque no sea algo fácil si no hemos tenido los ejemplos necesarios en casa todo es una cuestión de elección. Como puedes ver, hay muchas cosas que puedes decir a tu pareja cuando llegas a casa. Algunas de ellas son mensajes desconsiderados que se centran en cómo te sientes tú con tu día o tu trabajo, pero que no conectan con lo que tu pareja siente o necesita. Por otra parte están los mensajes positivos. Estos mensajes no son otra cosa que formas sencillas de cuidar de la pareja. Y esto es algo muy importante porque todo en la pareja es recíproco. Cuidar a tu pareja siempre va a ayudar a que os sintáis reconocidos, valorados y conectéis desde vuestra parte más positiva.

Recuerda

Crear un clima positivo en casa de valoración, respeto y agradecimiento es una de las cosas más positivas que podemos hacer para criar hijos felices y sentir nosotros mismos amor y reconocimiento en nuestra propia casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *