¿Quieres saber a qué hora deben acostarse tus hijos hoy para que su cerebro esté descansado mañana?

La semana pasada compartí este post en el que explicaba la importancia del sueño para distintas funciones cerebrales, como la atención, la concentración y la memoria, así como para depurar las toxinas acumuladas durante el día fruto de la contaminación, los aditivos alimenticios, pesticidas e incluso por el propio estrés. Como os prometí, en este post os voy a ofrecer una gran ayuda para que el cerebro de vuestro pequeños obtenga todo el descanso que necesita.

Vivimos en una cultura en la que el sueño está infravalorado. Desde la llegada de la electricidad y los sucesivos “progresos” tecnológicos como la radio, la televisión o internet no hemos dejado de robar horas al sueño, haciendo que la mayoría de adultos duerman entre 6 y 7 horas al día, cuando deberían dormir entre 8 y 9. Esta tendencia del mundo adulto se ha ido trasladando al mundo de los niños y, en la mayoría de los hogares los niños duermen menos horas de las que su cerebro necesita. Un primer paso consiste en que los padres sean conscientes de las horas de sueño que sus hijos necesitan. Por eso voy a compartir esta tabla en la que se especifican las horas de sueño que deberían dormir los niños en función de su edad.

Horas de sueño niños

Como podéis ver, los requisitos de sueño para los niños son exigentes a todas las edades. Posiblemente vuestros hijos, sobre todo si son mayores de 3 años y han dejado de echar la siesta, no cumplan este régimen de sueño a rajatabla. Aunque el hecho de que el niño pierda media hora de sueño al día pueda parecer irrelevante, la realidad es que puede ser importante tanto a corto como a largo plazo. Si el niño tiene pequeñas dificultades de concentración, problemas de acomodación visual o simplemente malos hábitos alimenticios, la falta de sueño y su consecuente cansancio pueden precipitar dificultades atencionales más graves que pueden incluso confundirse con el temido Trastorno de Déficit de Atención. Además, el niño que no duerme lo suficiente, independientemente de su capacidad atencional, puede frustrarse antes, tener más rabietas y presentar mayor irritabilidad en casa. Aunque el impacto de la falta de sueño pueda ser mínimo en el presente, puede no serlo en el futuro; si este hábito de pérdida de sueño se perpetúa, y los padres no le dan la importancia que se merece, ese mismo niño llegará a ser un adolescente de dieciséis que esté durmiendo seis horas y media al día (unas dos horas menos de las que su cerebro necesita) y esto le provocará muchas dificultades de aprendizaje en su primer año de bachillerato, y mayor irritabilidad en una edad en la que ya de por sí resulta difícil mantener la calma. Como veis los hábitos de sueño que inculquéis hoy en vuestros hijos pueden tener consecuencias tanto en el presente como en el futuro.

Cupón Blog 3 años

Ya se que muchos estaréis pensando que una cosa es la teoría y otra muy distinta la práctica. Así que para facilitaros todavía más las cosas he elaborado este cuadrante en el que podéis consultar la hora a la que vuestros hijos deberían estar aterrizando en la cama para en función de la hora a la que se levanten. Como veis he decidido poner el término “aproximadamente” para invitaros a no ser excesivamente rígidos aunque siempre sin perder la perspectiva general que os he querido transmitir en el post. En mi caso particular tengo tres hijos (de 3, 4 y 6 años de edad) y los tres se van a la cama a la vez; un poco tarde para la de 4 y un poco pronto para el de 6, aunque confío que a medida que se hagan mayores siempre se vayan a la cama relativamente pronto y respetemos unos buenos hábitos de higiene del sueño.

Horas de sueño

Segúramente a muchos de vosotros al leer la tabla os haya sorprendido lo pronto que deben acostarse los peques, pero recordad la importancia que tiene cada minuto de sueño en su desarrollo e higiene cerebral. Os animo a aprovechar el reciente cambio de hora para poder redirigir los hábitos de descanso de toda la familia. Seguro que os ayuda a despertaros todo el año más animados y a ver menos caras enfurruñadas cuando llega la tarde.

Por Álvaro Bilbao – Autor de El cerebro del niño explicado a los padres (Plataforma Editorial)

Si quieres aprender más cosas interesantes sobre el cerebro de los niños así como conocer habilidades e ideas geniales que os ayudarán a meter a los niños a la cama a su hora podéis aprender conmigo en el mejor curso online de paternidad y maternidad. Puedes inscribirte con un descuento especial para los seguidores de mi blog haciendo click aquí.

5 comentarios de “¿Quieres saber a qué hora deben acostarse tus hijos hoy para que su cerebro esté descansado mañana?

    • Álvaro Bilbao
      Álvaro Bilbao dice:

      No está bien. Es maravilloso. Es un niño que disfruta durmiendo y es capaz de hacerlo todo seguidito!!???

  1. Avatar
    Shara dice:

    Hola! Tengo una niña de 18 meses y no ha dormido bien nunca… Hasta los 8 meses se despertaba entre 10 y 12 veces por la noche. Ahora se despierta unas 3 o 4 veces, pero muchos de eses despertares pueden alargarse hasta una hora y media. No consigo dormirla antes de las 22h (y cada vez peor) y se tiene que levantar a las 7:30. La pediatra incluso le dio melatonina para ver si mejoraba, pero no fue así. Me dice que no me preocupe, que si ella está bien durante el día es que no le influye, pero por lo que leo aquí eso no es cierto. Además cada vez monta más pataletas.
    Se que me van a regalar en Reyes tu curso… Crees que habrá alguna pauta que pueda ayudarme?? Estoy desesperada

    • Álvaro Bilbao
      Álvaro Bilbao dice:

      Hola Shara! La verdad es que cuando los niños son tan pequeños ( y tu hija todavía es muy pequeña) regulan los ciclos del sueño de forma autónoma y como te dice la pediatra posiblemente esté durmiendo lo que necesita. Hasta los 3 – 4 o incluso 5 años es normal que tengan varios despertares por la noche, aunque como estás viendo cada vez son menos en cantidad. La importancia del sueño tiene que ver más con los hábitos que les permitan tener un sueño saludable con 6, 7 y sobre todo en la adolescencia. La OMS está preocupada porque los adolescentes duermen cada vez menos horas (una media de 6,5 horas diarias) lo que es muy preocupante para un chico o chica de 17 años. En el caso de tu nena, de verdad no te tienes que preocupar por la cantidad de sueño.

      En mi curso vas a encontrar pautas para que se duerman a su hora en su habitación que quizás te resulten útiles para la hora de irse a dormir, pero no esperes la salvación porque el curso no trata ni se centra en el tema del sueño. Mi libro “Todos a la cama” si te lo lees entero encontraras pautas que te ayuden. En cualquier caso mi recomendación es que:
      – Dedica todos los días un buena rato a llevarla al parque para que se mueva, corra y trepe
      – Dedica todos los días un buen rato para jugar con ella en la alfombra sin pantallas ni interrupciones
      – Nada de juguetes ni juegos en el cuarto donde duerme (ni de noche ni de día), da igual que sea su dormitorio o el vuestro
      – Cuando se despierte nada de tele o pantallas
      – Nada de pantallas en todo el día (y muy especialmente por la mañana, al despertar y una vez haya anochecido (como los gremlins si me permites la broma)
      – Cuando se despierte por la noche os tenéis que quedar en la misma habitación donde se durmió
      – No hagas ningún tipo de juego ni actividad cuando esté despierta por la noche. Ni tan siquiera hables. Si tiene hambre la das de comer o la calmas si está molesta, pero máximo silencio(para que asocie la noche con la quietud, el silencio y el aburrimiento).
      Con esas pautas estoy seguro de que irá poco a poco regulando su horario de sueño a la noche.

      • Avatar
        Shara dice:

        Muchas gracias por tu respuesta! Me quedo un poco más tranquila al saber que entra dentro de lo normal y que no le está afectando negativamente en su desarrollo (y solo yo me he convertido en una zombie 😂). Seguiremos trabajando en ello! Tú libro “El cerebro del niño explicado a los padres” ya me ha aportado unas cuantas pautas a seguir en su educación… Y seguro que ahora con el curso seguimos nuestro aprendizaje. Muchas gracias por todos tus consejos y feliz 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *