5 cosas raras (pero normales) de los niños de 3 años

niños 3 años

Los niños de 3 años son de lo más achuchable. Su mirada tierna, sus andares poco balanceados y su cháchara incesante hacen que estén en el momento álgido de lo comestible en lo que a niños se refiere. Son determinados, activos y resueltos y buscan la máxima autonomía, pero a veces, también pueden ser un poco desconcertantes. A continuación te voy a explicar 6 comportamientos que tienen muchos niños de 3 años que a veces desconciertan a los padres.

Ninguno de estos comportamientos es importante ni imprescindible. Algunos niños los hacen y otros no. No indican nada positivo respecto a su desarrollo ni tampoco negativo (aunque a veces a los padres nos desespere, nos confundan o simplemente nos sorprendan.

Comportamientos normales en niños de 3 años

1. Se meten el dedo en la nariz (mucho…)

Así es. Hay algo inherente a los niños de 3 años que hace que se quieran meter el dedo en la nariz y encontrar algo que echarse a la boca. Y es que también es normal que se metan en la boquita lo que sacaron de su naricita.

¿Por qué lo hacen?

Posiblemente esa pregunta nos la podrían hacer a cualquiera de nosotros. ¿Por qué nos hurgamos de vez en cuando la nariz? Porque nos pica. Porque si no la descargamos nos puede congestionar. En los niños hay dos razones añadidas. (1). Sus fosas nasales son mucho más pequeñas y, por tanto se saturan con mayor facilidad. (2). Algunos estudios relacionan el hurgarse la nariz y comerse los mocos (de vez en cuando) con un sistema inmunológico más resistente en niños de edad prescolar.

¿Cómo actuar?

En términos prácticos es relativamente fácil conseguir que un niño deje de sacarse los mocos delante de tí. Basta con retirarle el dedo o señalar con un sonido “Sssshhh” cada vez que el niño lo hace sin darse cuenta. Sin embargo resulta relaticamente imposible que el niño lo deje de hacer en cualquier otro momento que no esté contigo. Basta con decírselo de vez en cuando y poco a poco, a medida que se haga mayor lo hará cada vez menos y sabrá el momento y lugar en el que lo puede hacer y el momento y lugar en el que no.

3 años

2. ¡Tienen rabietas!

¡Oh si! Los niños de 3 años son grandes campeones en cuanto a rabietas se refiere. No les importa el momento ni el lugar…si tienen que descargar descargan con energía. A diferencia de los pequeños de dos años que son más manejables un niño de tres que patalea puede ser más difícil de manejar.

¿Por qué lo hacen?

Las rabietas aparecen cuando el cerebro tiene suficiente madurez para perseverar y luchar por aquellas cosas que quiere. Es una etapa en la que, sin embargo, todavía no tienen desarrolladas las regiones cerebrales que les van a permitir controlar y calmarse cuando tienen un enfado o motivo de frustración. Lo importante es recordar que son totalmente normales y no deben ser motivo de enfado ni preocupación para los padres.

¿Cómo actuar?

En términos generales la mejor forma de actuar consiste en dar espacio al niño para que llore y patalee si lo necesita sin abandonarlo, presionarlo o avergonzarlo. En términos generales cuanto más calmados y más firmes seamos más rápido pasaran las pataletas y rabietas y menos tiempo durarán en la vida del niño. Hay estrategias que pueden ayudar a prevenir las rabietas y también que pueden ayudar a que sean más cortas. Puedes aprender más acerca de todo ello y descargarte la Guía “Rabietas paso a paso” al incribirte en mi curso Online “Educar en Positivo”

3. Hacen amigos imaginarios

No es lo más frecuente, pero sí es totalmente normal que los niños alrededor de los 3 años de edad comiencen a tener algún amigo imaginario.

¿Por qué lo hacen?

Hay muchos motivos de que los niños inventen un amigo imaginario. La principal razón suele ser que hayan visto a otros niños jugar con un amigo o con un hermano y quieran simplemente aprender a relacionarse con un amigo especial. Es más frecuente en niños que no tienen hermanos y aquellos que no han desarrollado un vínculo de intimidad con otro niño de su clase (lo cual es normal porque son todavía un poco pequeños para tener esos vínculos especiales). En muchos casos puede aparecer en niños que son más maduros, sociables, imaginativos o creativos que sus compañeros. ¡A veces simplemente quiere decir que el niño está un poco adelantado para su edad!

¿Cómo actuar?

La mejor forma de actuar es intentar conocer más a nuestro hijo/a y a su amigo. Cuando unos padres descubren que su hijo tiene un amigo imaginario lo mejor que pueden hacer es responder a la pregunta ¿Qué está mi hijo/a aprendiendo o solucionando con su nuevo amigo? En algunos casos puede ser soledad (en cuyo caso quizás debamos pasar más tiempo jugando con nuestro hijo), pero en la mayoría de casos suele ser una forma de tener una persona con las que practicar sus habilidades sociales, sus dotes de mando o a la que contarle sus problemas y preocupaciones.

4. Se quitan la ropa

Que no te pille desprevenido y que no te haga perder los nervios.. Los niños de 3 años a veces, simplemente,…se desnudan. Puede ocurrir a media tarde. Puede ocurrir en casa o en casa de los abuelos.

¿Por qué lo hacen?

Realmente nadie sabe por qué los niños se quitan la ropa a esas edades. En muchos casos parece ser que lo hacen porque han aprendido a desvestirse y quieren demostrarlo. En otros casos se quitan la ropa por la sencilla razón de que tienen calor y en otros lo hacen porque no tienen nada de lo que avergonzarse. Sea por el motivo que sea tenemos que entender que es un comportamiento normal fruto de la propia inocencia de la infancia.

¿Cómo actuar?

Cuando un niño se desnuda lo hace por pura inocencia. Si se está desnudando en un día de verano en nuestra propia casa podemos dejar que experimente la libertad de corretear sin ropa por toda la casa. Si lo está haciendo en un lugar o momento que consideramos poco oportuno la mejor actuación es la que explica al niño que no es el momento de hacerlo sin hacerle sentir vergüenza. En cualquiera de los casos es importante no culpabilizar ni avergonzar al niño y entender que es un comportamiento normal que se suele pasar alrededor de los 4 años de edad.

5. ¡Se cortan el pelo!

Este es uno de los comportamientos de niños de 3 años que con más frecuencia deja a los padres en Shock. Da igual que tu hijo tenga unos tirabuzones preciosos, un flequillo adorable o el pelo liso más largo del mundo. El día que se corte el pelo es posible que entres en un mini-ataque de nervios.

¿Por qué lo hacen?

Cortarse el pelo es un comportamiento tan natural como pintarse los ojos o pegar una patada a un balón. Los niños juegan, experimentan e invstigan con los objetos que tienen en la casa. En muchos casos el niño está jugando con su imaginación y disfruta sintiéndose peluquero. En otros casos quieren comprobar como corta la tijera y, en otros no saben ni por qué ni para qué lo hacen. Parece un impulso irrefrenable.

¿Cómo actuar?

A mi me gusta decir a los padres que están preparados para este momento que saquen su teléfono y graben un vídeo con la escabechina. Será algo tierno y divertido que a todos (Mayores y pequeños) nos gustará recordar. No te enfades. No le hagas sentir mal ni le avergüences. Explícale que es algo que todos los niños hacen. Si quieres, también explícale que la próxima vez te pida ayuda y que lo podéis hacer juntos. Gritarle y enfadarnos con el niño es la major manera de que la próxima vez lo vuelva a hacer a escondidas de sus padres. Y si no quieres que vuelva a ocurrir símplemente esconde bien las tijeras para que no se vuelva a repetir.

Estoy seguro de que si tienes un niño o niña de 3 años en casa te has identificado con más de uno de estos comportamientos. Recuerda que son totalmente normales en el desarrollo de los niños de esa edad y recuerdalos bien. Te va a ayudar a mantener la calma y el sentido del humor la próxima vez que cualquiera de ellos suceda!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.