fbpx

6 cosas de las que te alegrarás cuando tus hijos lleguen a la adolescencia

Niño adolescencia

La temida adolescencia llegará. Te aseguro que llegará. Pero la verdad es que no debería preocuparte mucho si has preparado bien el camino. Los adolescentes, con todas sus peculiaridades, son el reflejo de la educación que han recibido de niños. Por eso, más que preocuparse por la edolescencia es importante sentar unas buenas bases para su desarrollo y para tener una buena relación desde la primera infancia, la que va de 0 a 6 años de edad.

Dar mucho amor en todas sus formas

No hay nada más positivo para criar hijos felices y adultos con una buena autoestima que dar amor a tus hijos. A cualquier edad. Atender sus necesidades en cada momento. Besos, brazos y achuchones cuando son más pequeñitos y a medida que se hacen mayores interesarte por sus cosas, escucharlos y pasar tiempo con ellos. Es una receta sencilla, pero que requiere de tiempo y energía del que a veces no disponemos, pero aunque cueste trabajo es la mejor inversión para su futuro.

Los límites y las normas son fundamentales para que el niño desarrolle autocontrol, algo que le ayudará mucho en su adolescencia

Poner límites y normas

Una vez los niños salen de debajo de tu ala al terreno de juego se van a encontrar con reglas que tienen que respetar. Las reglas de casa ayudan a crear rutinas, a ordenarnos, a enfadarnos menos y permiten al niño sentirse más seguros. Habla con tus hijos, explícales las cosas y poco a poco id poniendo normas de sentido común. Si se ponen de forma brusca o autoritaria pueden ser un rollo, pero si las ponemos con suavidad y consenso ayudan a que todos nos sintamos respetados.

Educar a tu manera

Una pregunta que me hacen siempre en las conferencias es aquella de: “Pero si sus amigos hacen esto… ¿Cómo le voy a decir yo que no?” Y yo siempre respondo lo mismo: Llegará, y seguro que llegará, el día en que tu hijo tenga 18 años y un amigo que ha bebido unas copas de más proponga coger el coche e ir a otro bar a otro pueblo conduciendo.  O que proponga furmarse un porro, o una raya de cocaína…

Posiblemente haya otros amigos que se apunten al carro sin pensarlo y sin cuestionarse lo que hace el grupo. ¿Quieres que tu hijo/a sea uno de esos? ¿O prefirirías en ese momento que tuviera su propia forma de pensar y decidir? Si quieres que tu hijo sea capaz de tomar sus propias decisiones como adolescente más vale que le eduques a tu manera, que aprenda que lo que consideráis bueno para él o para ella no tiene que ver con lo que hacen los demás sino con vuestros propios valores y convicciones.

Valorar sus opiniones

Tus hijos tendrán que enfrentarse al mundo real de la adolescencia, del instituto, de la universidad o del mundo laboral. Tendrán que tomar cientos de pequeñas decisiones cada día para poder desenvolverse en el estudio, en los exámenes, para tomar decisiones vocacionales y relacionarse en el entorno laboral.

Todo ello requiere grandes dosis de confianza en uno mismo y, para ello, es importante que empecemos desde pequeños. Escuchando lo que tienen que decir, valorando sus opiniones y, en la medida de lo posible dejando que sigan su camino en las pequeñas cosas del día a día, para que así puedan confiar en ellos mismos en las grandes decisiones que les traerá el futuro. Deja que decidan cuánto quieren comer, qué ropa se quieren poner y a qué y con quién quieren jugar.

Dejar el teléfono fuera para comer

Si algo sabemos del aprendizaje es que los niños replican lo que ven en los padres.

Si quieres que tus hijos sean capaces de compartir una cena con vosotros o una comida con sus amigos o sus novios sin mirar el móvil en todo momento es importante que empieces tú a dar ejemplo desde que son bien pequeños.

En la mesa nada de móviles.

Educar a tus hijos en positivo, valorando sus opiniones, dirigiéndoles sin forzarles, poniendo normas y límites con respeto es la clave más importante para ayudarlos a tener una buena autoestima y una buena relación con ellos mismos y contigo

Educar con respeto

Si algo caracteriza esta etapa son los cambios hormonales que se producen. Estos cambios hacen que pongan todo su interés en formar parte de un grupo de amigos y por buscar pareja, pero también que tengan más dificultades para controlar sus emociones. Haber sido capaz de educarlos desde pequeños de una forma positiva y respetuosa, sin gritos, castigos o amenazas sabemos que es el factor más importante para prevenir problemas de comportamiento y agresividad hacia los padres durante la adolescencia.

Si has leído con detenimiento cada uno de estos puntos te darás cuenta de que siembras cuando son niños de una manera muy poderosa su forma de ser, de relacionarse y de interaccionar contigo en su adolescencia y vida adulta. Por eso, cada día en todo el mundo más padres y madres se interesan por la educación en positivo. Educar de forma positiva significa educar con respeto, sentido común, poniendo normas en familia y haciéndolas valer siempre de forma positiva.

Por Álvaro Bilbao. Autor de El cerebro del niño explicado a los padres.

7 comentarios de “6 cosas de las que te alegrarás cuando tus hijos lleguen a la adolescencia

  1. Avatar
    María José MS dice:

    Hola,me llamo M°José;no estoy deacuerdo contigo,ya que yo tengo un hijo de 15 años que es bueno,obediente,jamás nos ha dado una mala contestación,respetuoso,….;y tengo una hija de 12 años que ha sido educada igual,que tiene una adolescencia muy rebelde,era igual que su hermano (más impulsiva,pero genial),pero amigo….,llegó la adolescencia y no queda nada de ella.

  2. Avatar
    Ane dice:

    Me gustaría saber que hacer cuando mi hijo me pega que es par todo incluso puñetazos en la cara yo le educo desde el respeto pero hay momentos aud ni si si lo que ago lo ago bien tiene 3 años

    • Álvaro Bilbao
      Álvaro Bilbao dice:

      Hola Ane:
      En el curso Educar en positivo explico con detalle como aborar agresiones. Básicamente hay que entender que es normal que lo hagan, porque son pequeños y con 3 años puede ser su manera de expresar su enfado o frustración, pero, por otra parte, también hay que entender que si dejamos que nos pegue sólo aprenderá que se puede pegar y que nos podemos dejar pegar 8que es lo que tu le enseñas). Por lo tanto hay que poner límites con respeto y firmeza!

    • Avatar
      Itziar dice:

      No estoy de acuerdo en que no hay que castigar. Cuando era niña mi madre me castigaba un monton y yo no aprendia, prometi el si alguna vez tendria hijos no castigarlos jamas. Tengo dos niñas de 2 años y medio y 4 y medio y te digo yo que el castigo o el ir a sus habitaciones a trankilizarse es obligatorio, pq si no hay castigo ¿que pasa cuando se portan mal? no hay consecuencia.

  3. Avatar
    Andreína Díaz dice:

    Hola! Fascinada estoy con cada uno de tus consejos en cuanto a cómo educar a los niños..He puesto en práctica lo q has dicho, y me ha funcionado.Tengo un Bb de dos años exactamente.Vivimos en colombia, me gustaría saber si por medio de vídeo conferencia puedo escuchar lo q dices en el curso. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *