8 Actitudes de los padres que son tóxicas para los hijos

Tóxica

Tóxica es una palabra fuerte. En el mundo de la psicología, y en la cultura general, esta palabra se puso de moda en 2010 gracias al psicólogo, Bernardo Stamateas, y su libro “Gente Tóxica”. No es frecuente que un libro o una idea proveniente de la psicología se extienda tan rápido en la sociedad como la idea de que ciertas personas (a mi me gusta más hablar de actitudes) pueden ser tóxicas para los demás. Sin lugar a dudas el éxito de esta obra residió en que as personas de la calle enseguida pudieron identificar en esta idea experiencias personales que habían tenido en su trabajo, su grupo de amigos o incluso en su propia familia.

Qué son las actitudes tóxicas en educación

En el ámbito de la educación la palabra tóxica no se ha utilizado, al menos que yo sepa. La palabra en sí, desde mi punto de vista, resulta demasiado fuerte para hablar de personas. Llevo muchos años conociendo a padres y madres , la verdad, nunca diría de ninguno de ellos que es un padre o madre tóxico. Sin embargo, si que hay ciertas actitudes o comportamientos que repetidos a lo largo del tiempo pueden ser tóxicos para sus hijos. ¿Por qué utilizo esta palabra? Pues porque creo que describe muy bien el efecto de estas 8 actitudes o comportamientos en los niños. Al igual que una sustancia tóxica estas actitudes pueden instaurarse poco a poco en la forma de pensar y sentir de los niños haciendo que generen creencias que pueden ser muy perjudiciales para su desarrollo emocional.

Voy a intentar abordar este tema con mucho cuidado porque creo que es un tema especialmente delicado. Lo último que un padre o una madre quiere es que sus comportamientos resulten tóxicos para los niños. por eso antes de describir las 8 actitudes tóxicas para los niños quiero detenerme a explicarte 4 ideas básicas pero muy importantes acerca de las actitudes tóxicas.

Mitos y realidades sobre las actitudes tóxicas

1. Los padres nunca son tóxicos. Algunos de sus comportamientos sí pueden serlo.

Como ya he dicho no existen padres tóxicos. Todos los padres que he tenido la suerte de conocer son padres que quieren lo mejor para sus hijos. El problema reside en algunos comportamientos o actitudes que despliegan con sus hijos y que, normalmente, ellos han heredado de sus padres.

2. Las actitudes tóxicas no son monstruosas

Ninguna actitud tóxica es monstruosa. Todas las actitudes y comportamientos tóxicos son respuestas humanas y normales. Es más. Diría que en todos los casos son comportamientos saludables y adaptativos que sin embargo cuando son reproducidos en el contexto de la educación de los hijos resultan muy negativos. Por ejemplo, una actitud perfeccionista es muy positivo en un entorno de trabajo en el que estamos realizando un control de calidad. Sin embargo esa misma actitud con nuestros hijos puede resultar muy negativa y generarles sentimiento de insuficiencia. Como puedes ver, la actitud perfeccionista no es nada monstruosa sino una actitud positiva que simplemente puede ser mal utilizada.

3. Todos tenemos actitudes tóxicas

Te puedo asegurar que todas las personas que lean o a las que compartas este post se van a sentir identificadas al menos con una de estas actitudes tóxicas. Ningún padre se escapa a sentirse reflejado en esta lista porque todos nosotros tenemos nuestros pequeños “defectos de fábrica” que hacen que despierta una u otra actitud tóxica. Todos tenemos defectos en nuestra forma de educar. Es algo totalmente normal.

4. Las actitudes tóxicas se pueden cambiar

En función de la intensidad y frecuencia con la que se den las actitudes tóxicas el cambio puede ser más o menos sencillo. a veces identificarse con un tipo de actitud y entender cómo puede afectar a sus hijos es suficiente para realizar un cambio. Algunos padres, pueden experimentar un cambio importante simplemente con leer y entender este artículo. A otros muchos padres lo que más les ayuda es aprender estrategias positivas para educar a sus hijos. Para otras personas el cambio puede ser algo más difícil. Pueden necesitar ayuda de su pareja y en otros casos de un profesional para entender y realizar el cambio ya que con frecuencia estas actitudes han sido sembradas por nuestros propios padres en la infancia.

Los 8 tipos de actitudes tóxicas para los hijos

1. La sobre exigencia

El perfeccionismo es la dificultad para estar satisfecho con las cosas. El padre o madre sobre exigente siempre quiere más de la vida en general y de sus hijos en particular. Quiere que aprendan piano, inglés, chino, alemán y que además sean deportistas, buenos estudiantes, ordenados y buenos hermanos. Todo es poco para estos padres generando estrés, ansiedad y baja autoestima en sus hijos:

Mensaje que da a sus hijos:

“No eres suficiente para mi”

Frases ejemplo:

“Está bien, pero yo le pondría un poco más de verde aquí”

“Tu amiga Paula, ya sabe hacer volteretas”

Cómo reducir su impacto:

Acéptalo. Tu no eres perfecto/a y tus hijos tampoco lo serán porque la perfección no existe. Reduce tu nivel de exigencia con tus hijos y ayúdales a hacer algo que a ti te cuesta tanto… quererse con sus imperfecciones.

2. La necesidad de control

Las personas con alta necesidad de control intentan supervisar y controlar lo que hacen los demás. Donde van, donde dejan las cosas, como se visten, como se sienten. En la familia los padres o madres con una alta necesidad de control quieren saber e intervenir sobre todo lo que hacen sus hijos porque, de alguna manera, no se fían de cómo vayan a hacer las cosas. Suelen haber sido hijos de padres con una alta necesidad de control.

Mensaje que da a sus hijos

“Eres un inútil”

Frases ejemplo:

“Cámbiate de ropa”

“Porque lo digo yo…”

Cómo reducir su impacto:

Respira hondo. Acepta que hay cosas que puedes controlar y otras que no. Intenta reducir el grado de supervisión y control con tu pareja e hijos. Puede costar al principio pero también será una liberación para ti y para ellos.

3. La abnegación

El padre abnegado o sufridor siempre está trabajando y haciendo sacrificios por la familia. Es el padre o madre que rara vez se da un capricho o se toma un rato de descanso. Su papel en la vida es sacrificarse y no enseña a sus hijos el valor de relajarse, sentirse bien y cuidar de uno mismo.

Mensaje que da a sus hijos

En la vida hay que sufrir

Frases ejemplo

“Te llevo la mochila”

“Llevo toda la tarde cocinando”

“No puedo jugar porque tengo que …”

Cómo reducir su impacto

La principal tarea del padre o madre “sufridor” es aprender a disfrutar. Enseña a tus hijos que puedes pasártelo bien. Relájate, date ese gusto que tanto te apetece y sobre todo no les hagas creer que en la vida sólo hay esfuerzo y sacrificio

toxica

4. La sobreprotección

Su principal función en la vida es que sus hijos no sufran olvidándose de la importancia de que aprendan a disfrutar, asumir riesgos, aprender a tomar decisiones o sentirse capaces de hacer las cosas por ellos mismos. Este exceso de protección hace que sus hijos se sientan inseguros, les cuesta tomar buenas decisiones por ellos mismos y sean poco eficaces a la hora de resolver problemas cotidianos.

Mensaje que da a sus hijos

– Tu no puedes solo –

Frases ejemplo

“Yo te voy a ayudar”

“Eso es muy peligroso”

“Si hijo, hacemos lo que tu quieres”

Cómo reducir su impacto

¡STOP! Antes de ayudar a tus hijos piensa si realmente lo necesitan. La principal tarea del padre sobreprotector es aprender a confiar en sus hijos. Aprende a echarte un lado y simplemente…. ¡confiar!

5. La crítica

La crítica constante es una de las actitudes más peligrosas. Las críticas y desvalorizaciones repetidas a lo largo de días, semanas, meses y años son uno de los venenos más lentos y eficaces contra la autoestima. Puede que lanzar críticas hacia sus hijos o pareja te ayuden a gestionar el estrés, pero lo hace a costa de la autoestima de los demás.

Mensaje que da a sus hijos

“No me gusta como eres”

Frases ejemplo

“Eres un llorón”

“Eres un desobediente”

Cómo reducir su impacto

La principal tarea del padre crítico es aprender a quererse a él o ella mismo tal y como es, o al menos no transmitir esa sensación de falta de valor a sus hijos. Cuando hagan una cosa positiva felicítalos, y luego… mantén la boca cerradita. También es muy importante que estos padres aprendan estrategias positivas para educar y corregir a sus hijos sin dañar su autoestima.

Actitudes Tóxicas
Actitudes Tóxicas

6. La necesidad de poder o influencia

Las personas con una alta necesidad de poder o influencia tiende a necesitar que todos bailen al son que marque para sentirse seguros porque en su infancia sintieron una gran inseguridad. Esta inseguridad es hace sentir muy vulnerables y tienden a suplir esa falta de seguridad intentando dominar todo lo que tienen a su alrededor. A diferencia de la actitud controladora que símplemente ha aprendido que controlar a los demás es una forma de expresar preocupación la persona con una alta necesidad de poder o influencia suele buscar simplemente su propia seguridad por las graves carencias de la infancia. Con frecuencia hace que sus hijos se sientan manipulados y utilizados en lugar de queridos.

Mensaje que da a sus hijos

“Tus sentimientos me importan menos que mi necesidad de sentirme poderoso/a”

Frases ejemplo

“¿No prefieres hacer esto….?”

“Mira, ponte esta falda que te va a gustar más”

“Ya se que tu querías tu fiesta de cumpleaños con estos amigos, pero voy a invitar a estos otros porque son mejor para ti”

Cómo reducir su impacto

La misión de estos padres está en entender que su necesidad de dirigir a los demás viene de no haber sido atendidos de pequeños y, al contrario de lo que hicieron con ellos, ayudar a sus hijos sentirse atendidos e importantes.

7. El victimismo

El padre o madre “victima” tiende a mostrarse como una víctima de los conflictos o la “desobediencia” de los niños generando un gran sentimiento de culpabilidad:

Mensaje que da a sus hijos

“Sois los culpables de que yo no sea feliz”

Frases ejemplo

“¡Me váis a matar de un disgusto!”

“¡¡Vas a acabar conmigo!!”

Cómo reducir su impacto

La principal misión del padre o madre “victima” es hacerse mayor; entender que como padre o madre tiene que estar por encima de ese papel. Su labor no es lamentarse y mostrar su sufrimiento sino educar a sus hijos de la mejor manera que pueda.

8. La imprevisibilidad

De todas las actitudes o comportamientos tóxicos este es seguramente el más dañino. Todos perdemos los nervios en alguna ocasión pero los padres imprevisibles los pierden cuando menos te lo esperas. En realidad lo que hagan los niños tiene poco que ver con la pérdida de control porque estas pérdidas de control suelen estar más relacionadas con el propio estado emocional del padre y los problemas o estrés que esté experimentando fuera de casa.  La realidad es que sus hijos nunca saben que humor va a tener porque es totalmente impredecible; puede ser un ángel o un demonio. Y esa imprevisibilidad provoca  en los niños hipervigilancia, miedo y sensación de angustia.

Mensaje que da a sus hijos

“El mundo es un lugar inestable y peligroso”

Frases ejemplo

“¡Ya está bien!”

“Pero, ¿tu que te has creído?”

“Como tenga que ir te vas a enterar”

Cómo reducir su impacto

La misión de este tipo de padres es demostrar a sus hijos que se pueden sentir seguros a su lado. Reduce las fuentes de estrés y aprende a gestionarlo. Establece líneas rojas y nunca, nunca las pases. Cuando la imprevisibilidad es grande o podemos detectar que está causando miedo o inseguridad en los niños es importante buscar ayuda profesional para que nos ayude a reducir la ansiedad, el estrés y controlar nuestras emociones.

¿Te has sentido identificado/a con alguna de estas actitudes?

Es posible que leyendo esto te hayas sentido identificado a identificada con alguna de estas actitudes tóxicas para los niños. Antes de hacerte el Hara Kiri o despertar un sentimiento de culpa no olvides recordar los mitos y las realidades sobre las actitudes tóxicas. Todos, absolutamente todos los padres tenemos actitudes tóxicas que pueden perjudicar a nuestros hijos. Cada padre, cada madre tiene una “tendencia tóxica”; una serie de actitudes que en mayor o menor medida limitan a sus hijos o perjudican su desarrollo emocional.  Es parte de la vida y un reflejo de que como padres no somos perfectos. Lo importante es que seas capaz de recordar que estas actitudes o “vicios” en la educación de nuestros hijos pueden tener un impacto en ellos y que en la medida de lo posible los vayas moderando para que el impacto en tus hijos sea el menor posible. Si eres sobreprotector ofrece más confianza, si eres crítico reduce las observaciones o por ejemplo, si eres imprevisible, modera el estrés. Es importante que identifiques esas “tendencias tóxicas” y revises bien como reducir su impacto. Todos los padres tenemos tareas pendientes con nosotros mismos que nos van a ayudar a educar mejor a nuestros hijos. En muchos casos aprender a educar en positivo, sin gritos, amenazas, chantajes o castigos puede ayudar a cambiar el punto de vista y desarrollar habilidades de p/maternidad más positivas para nuestros hijos.

Es importante también que recuerdes que si en cualquiera de estas tendencias tóxicas te encuentras en un área crítica (es una tendencia muy marcada y que no eres capaz de controlar) busques ayuda profesional. Cualquiera de estas actitudes llevada a un extremo suele reflejar traumas de la infancia que, en muchos casos se acaban transmitiendo a los hijos. Recuerda que todos podemos progresar y mejorar nuestras inteligencia emocional y la educación de nuestros hijos nos ofrece un momento y motivación ideales para encontrarnos con nuestras limitaciones y trabajar para mejorarlos. Tus hijos lo merecen y tú también.

 

30 comentarios de “8 Actitudes de los padres que son tóxicas para los hijos

  1. Odry dice:

    Excelente, si me identifique con algunas sin embaro estoy a tiempo de corregir y seguir adelante sin auto flagelarme. Gracias

  2. Noelia dice:

    Mil gracias por este post Álvaro. Me ha sido de gran ayuda. Qué importante revisarnos y trabajar en nosotros mismos para no cometer los mismos errores que nuestros padres, que hicieron lo que pudieron en su momento. Gracias

  3. Yolanda Oliva dice:

    Muy buena info, en mas de una me identifico a mi y a mi marido. No me siento toxica pero siento que aveces me excedo, y siempre pienso en mi pasado y solo quero ser una madre presente pero sin asfixiarlos. Ellos no son los culpables de nuestro pasado.

  4. AnalyAlexandra dice:

    Agradecida por su información. Ya me doy cuenta que soy más toxica sobre todo con mi hijo mayor de lo que pensaba. Me siento muy triste por ello y debo buscar ayuda y herramientas para mejorar. Gracias

  5. Lizbeth dice:

    Me identifique con algunas, y le agradezco que nos haga saber y ver qué todo lo que decimos y/o hacemos trae una consecuencia, me alegra saberlo para mejorarlo y darle una mejor vida de calidad a mis hijos.

  6. Vane Endara dice:

    Yo soy muy controladora del entorno de ellos, siempre trato de cuidarlos al maximo y eso me ha mantenido estresada a mi e incluso a mi esposo pero hemos tratado de aceptar que yo soy así y el me ha enseñado a tener un equilibrio…. el es super descomplicado y creo que somos un buen complemento… es difícil ser padres… gracias por darnos contenido importante siempre!!

  7. Marta dice:

    Excelente esta lista tan clara.
    Totalmente de acuerdo que nadie es perfecto y no debemos exigirle a nuestros hijos o hijas lo que nosotros no hemos podido lograr.

  8. Berenice Ruiz Labastida dice:

    Que extraordinario post… tienes una habilidad única para transmitir la información. Felicidades por tu éxito, lo mereces y millones de grx x apoyarme a ser mejor persona y mamá cada día. Mi hija y yo somos más felices desde que te encontramos en nuestro caminar 🙏❤️!!! ERES EL ANGEL DE LA EDUCACIÓN!!!

  9. Cristina dice:

    Hola Álvaro te saludo desde Argentina es tan lindo leerte pero tan difícil llevarlo a la práctica yo intento cada día. Gracias por enseñarnos cada día…

  10. nahir dice:

    Me acabo de dar cuenta que tengo más actitudes tóxicas que las que me gustaría tener. Gracias por el artículo, lo guardaré para leerlo frecuentemente

  11. Iris dice:

    Me encantó está orientación que bueno saber todas esas conductas que dañan a nuestros niños.😢 gracias.Dios te colme de muchas bendiciones

  12. Jessica dice:

    Yo me identifico en varias así que si que tengo motivos para ver formas de cambio .. ademas hace algún tiempo que mi hija de 20 meses tartamudea al hablar y puede que su sensibilidad sumada a que pasamos las 24 h juntas y yo soy de victimizarme y además imprevisible en los días que no tengo ninguna ayuda y no puedo ni hacer la comida ! Pues creo que le afecta . Buscare ayuda lo antes posible . Hice el curso de educar en positivo y además tengo tu libro y me ayuda mucho , aunque aprendo mucho de cada cosa que publicas , al menos soy cada día más consciente de el lastre que llevo y que no quiero colgarle a mi niña . Gracias por tanto .

  13. Nelly dice:

    Muchas gracias por el contenido, me identifico con alguno de ellos, soy mamá primeriza y de edad avanzada y siento que aún no encuentro el punto medio para educar bien a mis bebes (son mellizas de 4 añitos) a veces siento que me manipulan, que quieren que vaya donde ellas como si quisieran dominarme pero luego me pregunto es natural hacer eso en un niño o como adulto pienso algo que no es, y es totalmente natural que no llamen y hagamos lo que nos piden? Sigo con la incertidumbre 😔

  14. Patty dice:

    Como sin querer se infiere negativamente en los niños..gracias porque esto nos ayuda a refkexionar y modificar las palabras y expreciones con Los hijos.

  15. Ana dice:

    Gracias sobretodo por el simple hecho de ayudarnos en este camino soy mamá de tres hermosos seres pero me veo a veces reflejada en cada una de las tendencias q prometo q cada día intento corregir pero aveces por circunstancias o momentos se escapan de mí poder pero esforzándome cada día….tengo una mujercita de15 una de 3 y uno de 1 es agotador a veces pero creo q es el cúmulo de la panademia esta también aunque no quiero poner excusas la verdad lo mejor de todo es q se intenta y con amor …..aunque no sea suficiente .gracias de verdad haces una la labor increible

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *