fbpx

10 pasos para apagarle la tele sin berrinches ni rabietas

Como apagar la tele

Cuando un niño está viendo la televisión de forma descontrolada apagar la tele puede ser una operación delicada. Para el padre que se dispone a realizar la operación puede sentirse como desactivar una bomba porque todos los que somos padres sabemos que su reacción emocional suele ser muy rápida e intensa. Es intensa porque los estímulos de la tele impactan directamente en los circuitos de recompensa de su cerebro haciendo que el niño más que embobado esté literalmente enganchado a la tele. Y suele ser rápida porque el apagado suele ser un acto repentino. De alguna manera el cerebro del niño siente que pasa de 1.000 a 0 en un simple click.

¿Qué pasaría si nos pusiéramos en la piel del niño, que por cierto es una piel, una emoción distinta de la del adulto? ¿Qué pasaría si en vez de apagar tan rápido pudiéramos apagar más despacio? ¿Qué pasaría si la desconexión no acabara cuando apagamos la tele sino que pudiera continuar, en la mente del niño un poco más de tiempo? El resultado suele ser que los niños aceptan de mejor gana el cambio de actividad y se muestran más tranquilos, menos enfadados cuando apagamos la tele.

A continuación te dejo 10 pasos que puedes seguir para apagar la tele a tus hijos de una forma más progresiva y sosteniendo sus emociones.

1. Sientante con tu hijo 4 – 5 minutos antes de apagar

Sentarte con tus hijos unos minutos antes del apagado te ayudará a conectar con ellos de forma positiva, a estar de su lado, cuando la tele se apague en lugar de enfrente. Además si utilizas esta técnica habitualmente sentarte a su lado funcionará como “señal” que ayudará a su cerebro a apagar cuando toque.

2. Conecta con ellos haciendo comentarios y preguntando sobre el programa que ven

Hacer preguntas sobre la serie que están viendo te ayudará a conectar con su mundo interior. A ti te ayudará a ser menos brusco con el apagado y a ellos les ayudará porque podréis seguir comentando los dibujos cuando acabe.

Avisar al niño con antelación ayuda a su cerebro a estar preparado para el cambio

3. Avisa con 3 minutos de antelación el tiempo que queda

Puedes mirar cuanto quede para que acabe el programa y acordar una hora de apagado o sí es un programa largo puedes símplemente fijar un tiempo, pero nunca apagues de golpe. Dales tiempo para irse haciendo a la idea. Al cerebro del niño le cuesta cambiar de actividad y, estar preparado les ayuda mucho a tomárselo de una forma más tranquila.

4. Vuelve a conectar con el niño y el programa

Vuelve a hacer un comentario sobre los dibujos o programa que están viendo para ayudarles a sentir que te interesa lo que están sintiendo y experimentando

Bajar el volumen permite al niño a hacer una transición progresiva y que el apagado no sea tan brusco

5. Llegado el momento baja el volumen y haz un comentario positivo.

Bajar el volumen es una gran técnica para hacer el apagado más progresivo. Recuperar la audición te ayudará a que el niño se desconecte de la tele y vuelva a conectar con el mundo exterior. Cuando el volumen haya bajado por completo puedes hacer un comentario positivo sobre el programa que conecte con lo que el niño estaba sintiendo; así te harán más caso.

Como apagar la tele a un niño

6. Hazles saber cuando tendrán la siguiente sesión de tele: “Mañana antes de comer podremos ver más dibujos”

Al igual que cuando unos enamorados que se despiden en su segunda o tercera cita se tranquilizan si declaran su intención de volverse a ver, a los niños les ayuda a sentirse tranquilos si saben cuando tienen programado el próximo rato de televisión.

7. Explícales lo que toca a continuación: “Ahora, vamos a ponernos el pijama”

Dales una indicación de lo que van a hacer a continuación. Esto les ayudará a “cambiar el chip” y ponerse en marcha antes y con menos enfado.

8. Pide un voluntario para apagar la tele

Este paso es clave.  Cuando conseguimos que el niño se encargue de apagar activará las regiones del cerebro asociadas a la responsabilidad (corteza orbitofrontal) que está estrechamente conectada con la región cerebral del AUTOCONTROL. El resultado de esta ingeniosa operación de poner la responsabilidad en manos del niño es que tendrá mayor capacidad para controlar la frustración que supone dejar de hacer algo que le gusta.

9. Mientras apaga pregúntales qué es lo que más les gustó

Al igual que cuando sales del cine te gusta comentar la película con tu pareja a los niños también les gusta mantener la emoción un poquito más.  Para ayudar a reducir progresivamente la conexión emocional del niño con el programa podemos preguntar qué es lo que más le gusta o cuál es su personaje favorito.

Reforzar al niño le ayudará a que colabore mejor la próxima vez 

10. Refuérzales diciendo que han colaborado apagando la tele cuando se lo has dicho.

Reforzar al niño que ha sido capaz de apagar sin perder los nervios es otro paso importante. Hacer un comentario sencillo como “Has apagado la tele tu solo”, “Hoy no te has enfadado nada”, o “Has apagado la tele como una campeona” les ayudará mucho a volver a actuar de forma madura la próxima vez que apaguéis la tele.

Aunque puede parecer un poco largo, os puedo asegurar que estos pasos son muy efectivos y que es una buena inversión de tu tiempo porque es más rápido y menos frustrantes que repetir las cosas una y otra vez, enfadarnos y crear un mal clima en casa o tener que desactivar una rabieta una vez ha comenzado.

Como puedes ver meterte en la piel del niño, comprender sus sentimientos y conectar con sus emociones puede ayudar mucho a que el niño desarrolle un buen autocontrol y mantener un buen clima en casa. Si te ha gustado, si crees que puedes mejorar a la hora de conectar con tus hijos o ponerles límites te invito a inscribirte en mi curso online Educar en positivo. Más de 10.000 padres ya han aprendido conmigo las claves para educar con amor y firmeza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *