Síndrome de alienación parental: qué es y cómo detectarlo

que-es-sindrome-alienacion-parental

El Síndrome de Alienación Parental (SAP) es un conjunto de síntomas, que aparecen en los niños, cuando un progenitor,  transforma la conciencia del niño o niña mediante distintas estrategias como hablar mal del otro progenitor con objeto de impedir, obstaculizar o destruir el vínculo del niño con ese progenitor.

En este post vamos a repasar los puntos más importantes acerca del Síndrome de Alienación Parental

  • Preguntas frecuentes acerca del Síndrome de Alienación Parental
  • Síntomas del Síndrome de Alienación Parental
  • Consecuencias del síndrome de Alienación Parental
  • Cómo actuar si sospechas que tus hijos sufren Síndrome de Alienación Parental
  • Cómo actuar si crees que puedes estar provocando Síndrome de Alienación Parental

Preguntas frecuentes acerca del Síndrome de Alienación Parental

¿Es un trastorno real?

Todavía hay cierto debate respecto a si la Alienación Parental es un Sindrome o un trastorno, aunque actualmente hay un consenso generalizado en que la manipulación y desacreditación de un progenitor por parte del otro provoca dificultades emocionales en los niños.

¿Está reconocido por Sociedades científicas?

Desde enero de 2022 la Alienación Parental AP aparece en la Clasificación Internacional de las Enfermedades (CIE-11) de la OMS y puede ser diagnosticada formalmente. Está descrita dentro del código QE52.0 como un problema asociado con las relaciones interpersonales en la niñez

¿Puede ocurrir si la pareja no está separada?

El Síndrome de Alienación Parental ocurre principalmente en parejas separadas. Sin embargo, es frecuente que empiece en parejas que conviven y que tienen un deterioro grave de su relación o que incluso se están empezando a separar.

En cualquier caso en la inmensa mayoría de los casos el síndrome se asienta e intensifica cuando la pareja ya no está conviviendo porque el rechazo hacia el otro progenitor se intensifica y el hecho de tener al niño o niña en “exclusiva” durante unos días hace que las posibilidades de manipulación sean más frecuentes.

sindrome de alienación parental

Síntomas del Síndrome de Alineación Parental

Señales en el comportamiento del progenitor:

  • Criticar o desvalorizar al otro progenitor en presencia de los hijos
  • Crear una imagen negativa del otro progenitor
  • Implicar a los abuelos o tíos para desvalorizar al otro progenitor
  • Censurar o ridiculizar muestras de afecto hacia el otro progenitor
  • Dificultar las visitas o actividades que los niños pueden tener con el otro progenitor .

Señales en el comportamiento del niño o niña:

  • Evita pasar tiempo con el otro progenitor
  • Le tiene miedo sin que este esté justificado por el comportamiento del padre o la madre
  • Utiliza frases y expresiones peyorativas sobre un progenitor que ha escuchado a su (ex)pareja
  • Critica o pide explicaciones de comportamientos que solo conciernen a los padres

Consecuencias más comunes

El niño que sufre síndrome de alineación parental (SAP) no sólo pierde el vínculo con uno de sus progenitores, algo tremendamente dañino, sino que la constante campaña de desacreditación puede tener consecuencias negativas en distintos aspectos de su desarrollo como su autoconcepto o su autoestima. Estos son los principales trastornos emocionales y comportamentales que suelen aparece cuando existen casos de Alineación Parental.

Conducta de evitación

La conducta de evitación es un signo característico y grave del Síndrome de Alineación Parental. En estos casos el niño o la niña puede mostrar ansiedad en forma de nerviosismo extremo, dolor de barriga o de cabeza que impiden que pueda realizar la visita con el progenitor.

que-es-sindrome-alienacion-parental

Trastornos de ansiedad

Es frecuente que los niños y niñas manifiesten el estrés emocional que supone estar en un fuego cruzado en forma de ansiedad. Esto se puede traducir en forma de desbordamiento emocional, ataques de ansiedad, respiración acelerada y otros síntomas que suelen aparecer cuando tienen que realizar una visita con el progenitor que ha sido desacreditado. Son expresiones de estrés y miedo intenso ante la expectativa de tener que convivir con su padre o madre.

Dificultades en la expresión y comprensión de las emociones

Algunos niños, ante la imposibilidad de procesar o digerir emocionalmente estas expresiones de odio y rechazo parecen anestesiarse emocionalmente

Cuando ocurre el niño o la niña reduce su capacidad para entender al progenitor rechazado, se vuelven más fríos y distantes y suelen expresar con más facilidad expresiones negativas y críticas disminuyendo a su vez la expresión de emociones positivas.

Dependencia emocional

La dependencia emocional es un síntoma caracterizado por una alineación marcada, casi radical, con las emociones de uno de los progenitores. Nace de un miedo del niño a ser abandonado y, para evitar ese abandono su cerebro resuelve que debe odiar al otro progenitor para ser aceptado y querido por el padre o la madre que está generando la alienación en una situación de “conmigo o sin mi”.

Trastornos en el sueño y en la alimentación

Es también frecuente que los niños presenten dificultades en el sueño como pesadillas, problemas para conciliar el sueño, despertares nocturnos o desvelarse temprano por la mañana. También otros como perder el apetito o comer de forma ansiosa.

¿Cómo actuar si sospechas que tu hijo está sufriendo Síndrome de Alienación Parental?

Aunque puede resultar difícil, la estrategia más recomendable suele ser actuar con normalidad.

  • Continuar realizando las visitas: Es importante mantener el régimen de visitas para evitar que el síndrome se acentúe. Evitar la suspensión de las visitas va a facilitar que el vínculo se mantenga y se reduzcan los trastornos emocionales en el niño a medio y largo plazo.
  • Evitar realizar reproches: El hogar del progenitor que sufre la alienación debe ser un remanso de seguridad para el niño o la niña. No debe haber reproches, críticas para evitar la guerra cruzada. De esta manera garantizamos que el niño tenga un “espacio seguro” y facilitamos que tenga un modelo adecuado de comportamiento adulto y salud mental
  • Crear un ambiente saludable: Un ambiente familiar saludable y distendido en la que el cariño y las bromas sean las predominantes
  • Mantener normas y límites: Crear un ambiente distendido y positivo no está reñido con mantener unas normas que aseguren el orden, la realización de las tareas, el control de tiempo de exposición a las pantallas y el respeto. Por ese motivo es importante que

Lo más importante que podemos hacer es proteger el bienestar emocional del niño o la niña

¿Cómo actuar si crees que estás provocando Síndrome de Alineación Parental?

Si estás leyendo este punto debo felicitarte porque no todo el mundo es capaz de reflexionar acerca de sus comportamientos negativos y mucho menos reconocerlos. A veces, cuando una relación se rompe, nos cargamos de resentimiento hacia la otra persona.

¿Por qué no puedes hacer que tus hijos odien al otro progenitor?

Una realidad es que los hijos llevan un 50% de la carga genética del padre y otro 50% de la madre. En cada hijo vive su padre y su madre y forma parte de quienes son a partes iguales.

Por eso, cada vez que desacreditamos o hablamos mal del otro progenitor estamos desacreditando parte de ese niño, la parte del padre o madre que vive en ese niño. La realidad es que es doloroso para los niños sentir ese odio porque tienen la necesidad de querer a sus dos progenitores.

¿Cómo podemos actuar?

Lo más importante en estos casos es tomar conciencia del daño que estamos haciendo a nuestros hijos y tomar la determinación de terminar con las críticas y los comentarios peyorativos de forma inmediata.

Si la rabia o el rechazo que sientes hacia el otro progenitor es tan fuerte que no puedes parar por ti mismo/a una ayuda profesional te puede facilitar que reduzcas tu nivel de rabia y agitación interna y seas capaz de seguir con tu vida sin sentir la necesidad de desacreditar a tu expareja.

No lo dejes pasar. Piensa que cada vez que hablas mal de tu expareja estás dañando de una forma directa a tus hijos.

Por Álvaro Bilbao. Autor de El cerebro del niño explicado a los padres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.