fbpx

¿Qué narices ha pasado con el Dalsy? ¿Puede provocar problemas de atención o no?

Ayer por la mañana nos encontramos con la noticia de que FACUA (la asociación de consumidores) denunciaba que Dalsy no incluía en su prospecto, entre los posibles efectos secundarios, la hiperactividad, un efecto secundario conocido del colorante que da al Dalsy su color naranja característico (colorante E-110).  A partir de todo ha sido un revuelo. Voy a intentar aclarar lo que yo se y entiendo punto por punto.

¿Por qué ha habido tanto revuelo?

Principalmente porque la opinión pública ha descubierto que un colorante alimenticio puede incrementar el riesgo de que los niños sufran Trastorno por Déficit de Atención y da la casualidad de que ese colorante se encuentra presente en el medicamento más recetado por los pediatras. Como veréis más abajo no hay ningún motivo de alarma ni debéis estar preocupados por haber dado Dalsy en el pasado o volver a darlo en el futuro, aunque el tema de los colorantes alimenticios tiene más miga de lo que parece.

¿Realmente un colorante puede provocar TDA?

Si y no. Desde hace muchos años se especula sobre el efecto de ciertos aditivos alimentarios (colorantes y conservantes principalmente) en los trastornos de la atención. En el año 2007 y gracias a una beca de un millón de libras unos psicólogos de la Universidad de Southampton publicaron este artículo en el que estudiaron el efecto de los aditivos (entre los que se incluyó el E-110) en una muestra de 300 niños de 3 y 7 años de edad.  Los investigadores dieron a estos niños un zumo diario por un periodo de 6 semanas. A la mitad de los niños les dieron durante las tres primeras semanas unos zumos cargados de aditivos (colorantes y conservantes) y las semanas siguientes el mismo zumo pero esta vez sin aditivos. A la otra mitad de los niños les dieron los zumos sin aditivos las primeras tres semanas y con aditivos las semanas siguientes. Ni sus padres ni sus profesores sabían qué semanas cada niño estaba tomando el zumo normal y cuando tomaba el zumo con aditivo, así que de unamanera totalmente ciega a las condiciones del experimento puntuaron a sus hijos semana a semana en una serie de test de hiperactividad. Una vez finalizado el estudio los investigadores pudieron comprobar cómo, los niños obtuvieron puntuaciones más altas de inatención e hiperactividad en las semanas en las que tomaban los zumos con aditivos alimenticios (incluído el E-110).  Desde que ese estudio salió a la luz distintas agencias europeas han modificado las dosis máxima recomendada de estos aditivos y un país, Noruega, ha prohibido utilizar el E-110 en productos alimenticios. En realidad el consumo ocasional de un colorante es totalmente inócuo, pero este estudio indica que su consumo frecuente podría aumentar significativamente el riesgo de sufrir TDA.

¿Qué efecto tiene este colorante sobre el cerebro del niño?

Todavía no lo sabemos. Algunos investigadores apuntan a que estos aditivos provocan una pequeña reacción alérgica que a su vez provoca una pequeñísima inflamación cerebral que interfiere con los procesos de atención. Otros investigadores apuntan a la hipótesis de que el E-110 aumenta el metabolismo cerebral agotando al niño y haciendo que no se pueda concentrar bien. Lo que si está claro es que las dosis deben ser relativamente altas, muy continuadas en el tiempo y posiblemente ir acompañadas de otros alimentos que interfieran con la función cerebral.

¿Puede suponer DALSY un riesgo para la salud de tu hijo?

No. Siempre y cuando se consuma en las dosis recomendadas por el pediatra no hay ningún riesgo. No hay absolutamente ningún motivo de preocupación ni de alarma.  La dosis máxima recomendada de E-110 es de 4 mg por cada kilo de peso del niño y día. Es decir que un niño  que pese 10 kilos puede tomar como máximo 40 miligramos de E-110 al día. Teniendo en cuenta que en cada ml de Dalsy hay 0,1 mg de E-110 y que la dosis de Dalsy para un niño con este peso es de 15 ml de Dalsy al día…el niño estará tomando 1,5mg de E-110…cuando la dosis máxima recomendada para ese niño es, como habíamos dicho 40mg al día. Como ves estamos muy lejos de una alarma para la salud cerebral de nuestros hijos, no solo porque la dosis diaria del colorante dista mucho de la máxima recomendada, sino porque al fin y al cabo el Dalsy no forma parte de la dieta habitual de los niños (aunque algunas semanas parezca que sí).

Cupón Nutrición Neurosaludable

¿Entonces…dónde está el lío?

Simplemente en que esta asociación de consumidores cree que este posible efecto adverso del Dalsy debería estar indicado en el prospecto y lo ha denunciado a las autoridades. Todavía no está claro si Dalsy debe incluirlo en el prospecto o no.

¿Y qué podemos aprender de este batiburrillo?

El cerebro del niño es sensible a los alimentos que consumimos. De hecho el cerebro se construye y funciona con los alimentos que el niño ingiere.  La realidad es que no sólo el Dalsy tiene colorantes; muchos de los batidos, los zumos, las patatas fritas, ganchitos, bebidas con gas, golosinas como los regalices y otros muchos alimentos que les encantan a los niños (o que nos venden como producto apto para niños) tienen dosis de colorantes y conservantes poco beneficiosas para los niños.  De la misma forma hay muchos otros alimentos que resultan muy beneficiosos para el desarrollo y funcionamiento cerebral de los más pequeños. Desde alimentos que mejoran las funciones atencionales, hasta alimentos que permiten mejorar la memoria o la concentración de los más pequeños. Por eso los padres conscientes de los efectos de la nutrición en el cerebro de sus hijos se informan y cuidan los alimentos que toman sus hijos.

Por Álvaro Bilbao – Autor de El cerebro del niño explicado a los padres (Plataforma Editorial)GuiaNutricionNeurosaludable

Desde hace años explico a los padres como cuidar y alimentar el cerebro de sus hijos. Los padres aprenden qué alimentos son más beneficiosos, cuáles deben evitar y enseñan a sus hijos a comer de una manera neurosaludable y  en familia. Así no sólo les ayudan a cuidar su cerebro y ser responsables con su alimentación, sino también les ayudan a desarrollar todo su potencial. Ahora puedes descargarte la “Guía de nutrición neurosaludable para padres e hijos” totalmente gratis al inscribiéndote en mi curso online sobre el cerebro del niño. Más de 1.400 padres ya la han leído y sabían antes de este revuelo del Dalsy que los colorantes deben evitarse en la medida de lo posible. Inscríbete hoy con un 50% de descuento y comienza a aprender ya a cuidar el cerebro de tus hijos. Obtén más información aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *