fbpx

25 cosas que no quiero que hagan mis hijos

Llevo años escribiendo un pequeño diario para mis hijos. Es una forma de guardar aquellos recuerdos que tuvimos y dejar guardados nuestros pensamientos y deseos para ellos.  Hoy os comparto una lista de cosas que no quiero que hagan mis hijos. Ha sido inspirada por una lista de 10 cosas que una madre escribió a su hija. La verdad es que las cosas que esta madre escribió no me convencieron mucho, así que he hecho la mía propia que es un poquito más larga. Son cosas que intentamos transmitirles en nuestro día a día, pero que he redactado y colocado en la penúltima página del diario para que lo lean cuando cumplan 18 años.

1.No hagas lo que tus amigos hagan si no estás convencido de ello. Si hay algo en tu interior que te dice que algo no está bien, no lo hagas.

2.No te dejes vencer por el miedo. Si hay algo en tu interior que deseas hacer, hazlo. Muchas de las cosas que más merecen la pena están un poquito más allá del miedo.

3.No te dejes el pelo largo o corto por otra persona. Puedes escuchar sus opiniones y valorarlas, pero tu aspecto es cosa tuya.

4.No dejes de ver a tus amigos o familia por otra persona. Busca tiempo para estar con tu pareja, para estar con tus amigos, para estar con tu familia y busca momentos para estar todos juntos.

5.No esperes que todo vaya bien. En la vida hay cosas que no van bien. Es parte de vivir y es lo que hace que otros momentos sean tan preciosos y valgan tanto la pena.

6.No aguantes tus ganas de llorar. Cuando eras pequeño llorabas siempre que lo necesitabas y eso te ayudaba a sentirte más tranquilo. Cuando seas mayor tendrá el mismo efecto, así que si tienes ganas de llorar, abrázate a alguien en quien confíes y llora. Y si no tienes a nadie cerca, abrázate a la almohada y llora. Pero llora cuando lo necesites y antes de acumular demasiadas lágrimas en tu interior.

7.No seas impaciente. No todo lo que se hace esperar es mejor que lo que no se hace esperar, pero la sabiduría consiste en saber cuando merece la pena esperar y cuando es el momento para actuar. Si crees que todavía no es tu momento, espera. Si crees que es el indicado…actúa.

8.No dejes pasar las oportunidades de disfrutar. Nadie sale de este mundo con vida….así que no te guardes tus ganas para otro momento. Si no sabes disfrutar ya estás muerto. Salta, canta, corre, ríe, juega, besa, ama y disfruta todo lo que puedas.

9.No seas desagradable con otras personas. Si son personas que te ayudan y te hacen sentir bien, responde con amabilidad y quédate a su lado. Si son personas que te hacen sentir mal aléjate. Pero no seas desagradable, porque no sabes el tipo de desgracias que hicieron que esa persona se volviera así de amarga. Nadie sabe el dolor que está dentro de una persona que trata mal a los demás.

10. No dejes que los demás te digan lo que te tiene que gustar. Eres 100% libre de disfrutar lo que tú quieras.

11.No te dejes convencer por aquellos que te digan que no vales nada. Sólo las personas sin autoestima buscan arruinar la autoestima de los demás.

12.No tengas miedo a decir no. Cuando eras pequeño lo decías sin rabia, sin culpa y sin necesidad de justificarte; símplemente sabías lo que querías y era bueno para tí. Sigue usando la fórmula breve….”No” o “No gracias” puede ser suficiente.

13.No tengas miedo a conjugar el verbo apetecer. Puedes decir que no a un plan símplemente porque no te apetezca y salir una mañana de casa sin plan fijo símplemente porque te apetezca. Escuchar nuestras ganas suele ser una sabia decisión.

14.No confundas tus sentimientos ni tus deseos con los de los demás. Una parte importante de ser adulto consiste en diferenciar lo que tu quieres de lo que los demás quieren.

15.No tengas miedo de ser flexible y ceder. Ser adaptable ofrece más fortaleza que ser rígido, aunque parezca todo lo contrario.

16. No intentes ganar las discusiones. La mayoría de los conflictos entre personas no ocurren porque uno tenga razón y el otro no, sino porque tienen puntos de vista, valores, prioridades y necesidades distintas.

17. No te dejes impresionar por aquellos que creen saberlo todo. Las personas más sabias saben que no saben todo y sólo las personas que creen saberlo todo no aprenden nada de esta vida.

18. No tengas miedo a decir “Lo siento”. Las personas más valientes y con más confianza son las primeras en decirlo.

19. No tengas miedo en decir “Te perdono” o..”No hay nada que perdonar”. Las personas más fuertes son capaces de perdonar a los demás. Las más felices olvidan las ofensas y viven una vida sin rencor.

20. No dejes nunca de moverte. El cerebro y el cuerpo están unidos y para que los dos funcionen bien y se sientan felices necesitamos movernos y estar en contacto con nuestro cuerpo, así que haz deporte, sal a pasear, a montar en bici y trepa árboles mientras puedas.

21. No dejes de hacer nada por estar solo o sola. Levántate cada mañana y sácate a pasear, llévate al cine o a comer tu comida favorita. Tu felicidad no puede depender de que haya alguien que la vea.

22.No estés con una persona que te hace sentir mal. Aunque la ames, aunque creas que te ama, aunque creas que no puedas vivir sin esa persona, créeme. Tu mereces algo mejor. Has venido a este mundo para disfrutar del regalo de la vida. Cuando eras niño, reías a carcajada limpia, sonreías sin miedo y decías lo que pensabas sin miedo a ser criticado o juzgado por nosotros y creciste siendo un niño feliz. Sigue así.

23.No digas nunca soy tonto o tonta cuando te equivoques. No lo eres, así que no lo digas. Todos nos equivocamos cientos de veces en la vida. La diferencia entre las personas que siguen adelante y las que dañan su atuoestima reside en que las primeras se fijan en sus aciertos y aprenden de sus errores y las segundas se fijan en sus errores y se lamentan por ellos.

24. No te sientas nunca mal por pedir ayuda. No es casualidad que vivamos en familias, pueblos y ciudades. Todos necesitamos de los demás.

25.No actúes en función de lo que haríamos tu padre o tu madre. Nosotros tomamos nuestras propias decisiones. En ocasiones acertamos y en otras muchas nos equivocamos, pero en cualquier caso tu tienes que tomar las tuyas. No te sientas obligado a hacer ninguna de las cosas que hemos escrito aquí. Aunque sientas que nosotros actuaríamos distinto, aunque creas que nos vas a decepcionar, sigue tu camino. Es la única manera en que te sientas satisfecho con tu vida. Y por si te sirve de algo, no nos vas a decepcionar. Te queremos tal y como eres.

Por Álvaro Bilbao – Autor de “El cerebro del niño explicado a los padres”

La inteligencia emocional se puede educar y es clave para el desarrollo intelectual y emocional del niño. Educar el mundo emocional del niño puede ser algo difícil porque muchos adultos no han tenido una educación emocional adecuada. Inscríbite en el curso online “El cerebro del niño” y aprende estrategias de inteligencia emocional y habilidades para educar en positivo; sin castigos ni culpa. Inscríbete HOY con un 50% de descuento.

Cupón Álvaro Emocional

 

 

 

Un comentario de “25 cosas que no quiero que hagan mis hijos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *